Kinesiología Aplicada en Sevilla Este

¿Qué es la Kinesiología Aplicada?

La Kinesiología Aplicada (AK) es un método predominantemente diagnóstico. En él, gracias a los tests manuales específicos de músculos y sus reacciones, por estímulos diagnósticos y medidas terapéuticas, se pueden hacer afirmaciones sobre las relaciones funcionales de los disturbios.

Cuando los terapeutas realizamos una pregunta a la mente de la persona, ésta nos puede engañar en la respuesta consciente o inconscientemente. Sin embargo, el cuerpo no nos engaña. Por ello, la Kinesiología Aplicada nos resulta una herramienta imprescindible para acercarnos a la causa que presenta el/la paciente y así ayudar a mejorar la sintomatología que ha traído a la consulta.

La Kinesiología es un concepto relativamente nuevo que integra componentes ya conocidos como: Medicina Tradicional China, puntos reflejos nerviosos y circulatorios, terapias manuales, neurología, medicina energética, psicología, nutrición, bioquímica, etc. Integra la razón y la intuición, lo científico y lo alternativo (“cerebro derecho” y “cerebro izquierdo”). Es, en suma, un sistema completo e íntegro.

Un Kinesiólogo no hace diagnósticos médicos, sino busca la causa del desequilibrio para que al solucionarse, se resuelva el síntoma. Es un modelo terapéutico que no lucha contra el síntoma, sino que refuerza y equilibra al sistema. El Kinesiólogo ayuda a su consultante a tomar conciencia del problema y su proceso, así como de la explicación de porqué ha llegado a ese punto. Además, le comunica desde su conocimiento más profundo, de forma que el consultante decida lo que considere mejor para sanar su vida.

Historia de la Kinesiología

La Kinesiología Aplicada tiene sus antecedentes históricos en los descubrimientos del Dr. Palmer (creador de la Quiropraxia) y los estudios de los médicos Bennet y De Jannette, antes de los años 60, que mostraron cómo se podrían reajustar los huesos por medio de la estimulación de los músculos, a través de puntos reflejos neurovasculares y neurolinfáticos.

Fue el Dr. Goodheart el que descubrió, basándose en estos antecedentes, que los músculos débiles se podían fortalecer rápidamente aplicando los puntos reflejos descubiertos por Bennet y De Jannette.

El Dr. Goodheart consideraba que hay tres factores que van a estar siempre presentes en la salud: factor estructural, factor químico y factor emocional. Cuando se produce un desequilibrio en alguno de estos aspectos, aparece la enfermedad. Sabemos que existe una criatura que nunca miente: nuestro cuerpo. Se trata de que aprendamos como debemos preguntarle y de que manera nos responderá, para poder hacer esas afirmaciones.

Fisioterapeuta Sanitas y Medifiatc

Colaboramos con las compañías de seguros Sanitas y Medifiatc